Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

guanapolio"Guanapolio", un juego que tiene que ver con dinero e inversiones. Este juego no es solo una forma de entretenimiento, también es el negocio de un talentoso joven salvadoreño. Nos dimos a la tarea de buscarlo para conocer más de su tarea y de su emprendimiento.

 

La familia Martínez lleva horas divirtiéndose con el Guanapolio. Guanapolio es una fusión de Guanaco, un término que identifica a los salvadoreños, y de Monopolio.

Al igual que en el famoso juego de mesa, el objetivo es comprar y vender propiedades para acumular la mayor riqueza posible.

La gran diferencia es que aquí todo tiene el sabor de El Salvador.

Los vocablos, los personajes y los lugares del Guanapolio son propios de la cultura popular salvadoreña.

Carlos Rivas, "El eslogan del producto es lo mejor de El Salvador en una caja de cartón".

Carlos Rivas es el joven diseñador que creó este juego, donde comprar o vender es "tranzar", al dinero se le llama "bolas" y el ganador es "el macizo".

También le incorporó personajes locales como el futbolista Mágico González, y de leyendas...

Solange Martínez, "Reunimos a toda la familia y estuvimos divirtiéndonos bastante, sobre todo porque hay lugares de EL Salvador en el juego, y estuvo muy divertido".

Guanapolio ha ganado certámenes internacionales, se vende en más de 20 países y se ha creado una versión para dispositivos móviles que casi llega a 100 mil descargas.

Carlos, "Países que ni el nombre pronunciar puedo, pero que hay un salvadoreño en esa parte del mundo y bajo el "app" y le llevamos un ratito de alegría hasta allá".

El triunfo no llegó fácil. Adaptar vocablos, diseñar personajes y crear situaciones a lo salvadoreño, tomó varios meses.

Carlos también tuvo que aprender sobre administración, mercadeo y perseverancia.

Carlos, "No tener un lugar físico donde vender el producto fue bien difícil. Andar dejando en gasolineras, en cualquier lugar donde me pedían. La ganancia se iba prácticamente en gasolina, pero no importaba".

Esfuerzo y creatividad que se han convertido en una compañía que ahora diseña juegos de video para grandes marcas comerciales y desarrolla aplicaciones educativas innovadoras.

Carlos, "Queremos aportarle a la pedagogía mediante el uso de tecnología, haciendo las cosas que estaban en la vieja escuela, como un simple silabario, hoy hacerlo más interactivo".

El mismo amor e innovación que dio vida a su ahora famoso y siempre divertido Guanapolio.