Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

losorellanaMirna Orellana y Dennis Rodríguez, de Honduras pasaron momentos muy duros, pues no conseguían trabajo y no tenían nada que comer. Quién más sufrió fue la bebé Génesis, la cual lloraba desesperadamente de hambre. Pero gracias a la ayuda de Operación Bendición Mirna y Dennis pudieron establecer una pequeña empresa. Ahora, ellos disfrutan de una nueva vida, donde la provisión de Dios está presente.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

heladoÁngel gana el sustento de su familia vendiendo helados, pero perdió todo luego del huracán que azotó Veracruz, México. Este tiempo difícil llevó a la familia a aguantar hambre y pasar penas. Operación Bendición decidió ayudar a esta familia regalándole un nuevo carrito y nuevos utensilios, así como materia prima para producir nuevamente helados. Ahora Ángel ha podido expandir su negocio y gana el doble de lo que ganaba antes.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

aguaDesde los siete años de edad, José ayuda cada día a su madre a acarrear agua desde un rio hasta su casa. Pero ella enfermó y la situación de esta familia empeoró. Operación Bendición ayudó a la comunidad con una bomba de agua que suple a todas las casas. Ahora José ya no tiene que acarrear agua y toda su familia disfruta de la bendición de tener agua en su propia casa.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

angelÁngel es un pequeño niño que ayuda a su padre a cuidar una finca. Con el tiempo, una hernia comenzó a afectarle de tal manera que tuvo que ser llevado de emergencia al hospital. Operación Bendición supo de Ángel y le realizó una cirugía gratuita para remover la hernia. Ángel ahora es un nuevo niño quien disfruta aún mas de sus días en la finca.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

jovenKarla Sánchez, una jovencita mexicana, fue abandonada por su madre, cuando ésta se volvió adicta a las drogas. Karla comenzó a vagar por las calles, sufrió frio, hambre, desolación, se introdujo en las drogas y la prostitución y estuvo a punto de suicidarse. Pero una nueva oportunidad se abrió para ella. Ella recibió a Cristo en su corazón, y junto a Operación Bendición, recibió entrenamiento en un oficio.