Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

brianBrian de 11 años y su hermana de 8, estaban aterrados un día cuando estaban en casa y escucharon gritos y disparos y un hombre corriendo alrededor de su casa.

 

Brian Mejía, "Aquel día oí un balazo, entonces oí gente como que estaba gritando así va, entonces le dije a mi hermanita que se callara pues se podían meter y nos podían hacer algo malo. Yo quería que mi mamá estuviera aquí porque a mí me daba miedo".

Brian dejó la escuela para ayudar a su mamá a cuidar a sus hermanas menores.

Su mamá trabaja desde las 7 de la mañana hasta casi la noche vendiendo plátanos fritos.

Arelys, la mamá de Brian los deja encerrados cuando se va a trabajar. Si hay alguna emergencia, Brian sabe dónde encontrar la llave.

Después de un pesado día vendiendo bajo el sol, Arelys solo trae un par de dólares para comprar comida.

Arelys, "Yo no me los llevaba porque decía yo como las niñas están pequeñitas, peligroso los carros, me los podían atropellar, yo por eso los dejaba, aunque yo no quisiera dejarlos, pero la necesidad lo hace a uno dejar los hijos solos".

Un día, Arelys llevó a sus hijos a una campaña médica gratuita organizada por Operación Bendición. Ahí, ella le comentó a un miembro del personal acerca de sus luchas como madre sola.

Arelys, "Yo pensé que tal vez ya mi vida iba a cambiar e iba a estar aquí con los niños".

Unos días después, Operación Bendición llegó hasta la casa de Arelys con una plancha y todos los ingredientes necesarios para hacer y vender tortillas.

Debido a que este es un alimento básico en su comunidad, los vecinos empezaron a comprarle rápidamente. Y la mejor parte de esto, es que ella puede hacer y vender tortillas sin tener que salir de su casa.

"Yo me contenté porque, así de sorpresa que algo cae así va no cualquier persona hace eso así. Yo me alegré y a la misma vez digo yo, eso es cosa que Diosito está haciendo todo esto digo yo. Me siento feliz porque aquí en el puesto tengo clientela y vendo bastantito".

Ella ahora triplico sus ingresos y a veces gana mucho más. Y Brian está muy feliz, porque ya regresó a la escuela con uniforme, útiles escolares y una colegiatura proporcionada por Operación Bendición.

Brian, "Estoy muy contento porque voy a empezar a escribir voy a empezar a leer, la escuela me gusta mucho, gracias Operación Bendición por todo esto que nos han ayudado".

"Le doy gracias a Operación Bendición que por ellos estoy en este negocito porque ellos me han apoyado. Que Dios los bendiga hoy y por siempre".