Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

alexSus síntomas se volvieron más intensos hasta no querer comer. Los parásitos ubicados en el estómago de Alex en Perú lo tenían desnutrido y enfermo.

Alex, en Perú, tiene sólo 8 años de edad y sabe lo que significa tener fe. Este niño está firmemente convencido de que Dios escucha sus oraciones.

Alex había desarrollado un cuadro severo de parásitos intestinales debido al consumo de agua y alimentos contaminados, enfermedad que sin un tratamiento correcto, puede ser muy grave.

El padre de Alex trabaja en una fábrica haciendo bolsas y su madre cuida de Alex y de su hermano Raúl. A pesar del gran esfuerzo de su padre, el salario solo es suficiente para comprar comida.

Las oraciones de Alex se hicieron todavía más fuertes.

“Que me sanara de mi enfermedad y que no le cobrara nada a mi papá ni a mi mamá”.

Fue entonces que la oración especial de Alex fue respondida. Operación Bendición había llegado a su comunidad con miles de dosis de una medicina contra los parásitos llamada Albendezol. Así, tan sólo después de una dosis, Alex comenzó a sentirse mejor.

Sin embargo, la píldora desparasitante no fue la única cosa que ayudó a Alex a recuperarse.

“Yo disfruté porque habían juegos y me hablaron de Jesús, me hablaron de Dios, que Dios es grande, que Dios puede sanar a las personas porque nada es imposible para Dios”.

Hoy día, Alex se ha recuperado completamente, ya han vuelto sus energías para cantar, jugar, saltar y ser un niño feliz otra vez.

“Gracias a Operación Bendición estoy sano y porque me dieron medicinas me siento más mejor”.

Operación Bendición les explicó de los cuidados que deben de tener con el manejo del agua. También les dio contenedores para almacenarla junto con pastillas desinfectantes y purificadoras y así evitar el riesgo de contraer nuevas enfermedades.